El concepto de Eficiencia Energética se refiere al conjunto de acciones que permiten optimizar la relación entre la cantidad de energía consumida y los productos y servicios finales obtenidos, es decir, aprovechar al máximo la energía para no utilizarla innecesariamente. Esto se puede lograr a través de la implementación de diversas medidas e inversiones a nivel tecnológico, de gestión y de nuestros hábitos culturales en la comunidad, por lo que también depende de nosotros.

La eficiencia energética implica usar bien la energía, porque significa ahorrar sin perder en calidad de vida o en calidad de producción. Un ejemplo de esto es  la introducción de nueva tecnología o el cambio de conducta en las personas.

Por ejemplo, en temas de ahorro energéticodesenchufar y apagar todos los artefactos eléctricos que no se estén usando, utilizar la lavadora con carga completa, una vez hervida el agua guardarla en el termo y así muchos ejemplos que se pueden aplicar en el día a día, y que nos permiten ser más eficientes.

Estos son algunos consejos prácticos que te ayudarán a integrar la eficiencia energética en tu hogar:

  • Apaga las luces si no las estás utilizando.
  • Compra ampolletas eficientes con etiqueta energética clase A. Las ampolletas de ahorro de energía iluminan lo mismo que las corrientes o incandescentes y duran mucho más.
  • Aprovecha la luz natural en vez de la ampolleta. Además, sácale partido a la luz del día y pinta las paredes y cielos de colores claros, ya que así podrás ahorrar hasta un 5% de electricidad.
  • Iluminar directamente las áreas de trabajo.
  • Una ampolleta de 40 watts en una lámpara sobre el escritorio ilumina mejor que una de 200 watts en el techo. Instala luces más bajas en balcones y pasillos.
  • Desenchufa los aparatos eléctricos que no se estén usando, tales como hervidores, microondas, lavadoras, secadoras y televisores, entre muchos otros.
  • Desenchufa el cargador del celular cuando éste ya esté cargado. Si se deja enchufado, seguirá gastando energía.
  • Mantén el computador en ahorro de energía.
  • Evita abrir muchas veces la puerta del refrigerador, ya que así se gasta más energía.
  • Cierra bien la puerta del microondas. Si la dejas abierta, desperdicias energía.
  • Al comprar electrodomésticos, fíjate en que tengan sello o etiquetado energético. Éste proporciona información necesaria para ahorrar energía y ayuda a elegir el mejor.
  • Lava en la lavadora con carga completa.
  • Guardar el agua hervida en un termo.
  • Comprar artefactos del tamaño y potencia de acuerdo a tus necesidades.