Un problema común en muchos hogares es lidiar con los malos olores del refrigerador, sobre todo en aquellos donde el número de integrantes incentiva a mantener gran cantidad y variedad de alimentos en su interior.

Es importante señalar que la principal causa de malos olores son los alimentos descompuestos, que muchas veces por motivos de olvido, se mantienen por gran tiempo en el refrigerador, por lo que es importante tener conocimiento de los tiempos de conservación década alimento e ir retirando los que ya no se pueden consumir.

Una buena acción que podemos realizar para evitar los malos olores es limpiar con relativa frecuencia nuestro refrigerador (cada 15 días). Para esto, es recomendable desenchufar  el equipo y retirar los alimentos, poniéndolos en un cooler con hielo para no perder la cadena de frio y limpiar el interior con un paño limpio y húmedo con alguna esencia aromática.

imagen donde se habla de durabilidad o v

También otra opción adicional a las ya mencionadas es guardar cada alimento en recipientes o envolturas de papel aluza, lo cual evitará que los olores se mezclen y se traspasen a los productos de menor concentración aromática.

Otras opciones para contrarrestar los malos olores es colocar en el interior de los refrigeradores ciertos productos naturales, tales como:

-               Poner un recipiente con jugo de limón.

-               Una taza con café molido.

-               Bicarbonato de sodio en un recipiente.

-               Plato con un pan duro.

-               Carbón vegetal.

Esperamos que estos consejos te ayuden a evitar esta desagradable situación tan común en nuestros hogares.